• Felipe Alejandro López Valencia

GESTIÓN DE ESCOMBROS: MENOS RESIDUOS Y MEJORES PRÁCTICAS


Foto: Demolición obra CC La Central

Algunas ciudades se han pronunciado sobre el tema, demostrando que está surgiendo la conciencia necesaria para procurar un adecuado manejo de escombros. En el ámbito internacional se ha generado una serie de prácticas que contribuyen a su optimización y aprovechamiento, que en muchos casos pueden ser ejemplo y ayuda para elaborar una propuesta que mejore el tema a nivel nacional.


En el país existen diversas normas que reglamentan el transporte, disposición final y sanciones derivadas del manejo de los escombros. Con base en la normatividad vigente y frente a la problemática generada por el excesivo volumen, así como los limitados espacios para su disposición final, se ha decidido por intermedio del Ministerio de Ambiente regular técnicamente el aprovechamiento y tratamiento de escombros en todo el territorio colombiano.



¿QUÉ SE ENTIENDE POR ESCOMBROS?


Son los residuos sólidos de la construcción de obras civiles u otras actividades conexas, complementarias o similares. Su aprovechamiento se realiza mediante la recuperación de los materiales provenientes de estas actividades, reincorporándolos al ciclo económico productivo ambiental eficiente y por medio de procesos como la reutilización y el reciclaje.



¿QUÉ OBLIGACIONES SE IMPONEN A LAS CONSTRUCTORAS?


Todas las compañías que desarrollan obras dentro de los perímetros urbanos deben lograr la utilización de elementos reciclados provenientes de los escombros de obras de construcción. Los materiales reciclados deben cumplir con especificaciones técnicas con el fin de ser utilizados como insumos para las obras de infraestructura y construcción, para lo cual deberán estar certificados por un laboratorio acreditado.


La resolución dispone que las entidades públicas que desarrollan obras de infraestructura deben incluir desde la etapa de estudios y diseños, los requerimientos técnicos necesarios, con el fin de utilizar en la construcción elementos reciclados en una propuesta no inferior al 10% del total de los metros cuadrados construidos anualmente por la entidad.


Las empresas privadas que desarrollen obras de construcción de carácter multifamiliar deben tener, desde la etapa de estudios y diseños, los requerimientos técnicos necesarios, a fin de incluir elementos reciclados en un porcentaje no inferior al 5% del total de metros cuadrados en componentes no estructurales. La asignación de los porcentajes aumentará anualmente en cinco unidades hasta alcanzar como mínimo 25%. En caso de que se produzca el agotamiento de las reservas de material o que por razones técnicas el proyecto no pueda cumplir con los porcentajes establecidos antes del inicio de la obra, un informe debidamente sustentado da cuenta de tal circunstancia.



¿CUÁLES SON LAS OBLIGACIONES DE LOS CENTROS DE TRATAMIENTO?


Deberán estructurarse según los lineamientos ambientales determinados por la Secretaría Distrital de Ambiente y contar con su aprobación y concepto favorable de uso del suelo expedido por la autoridad competente. Lo anterior, cuando el propósito es ejecutar actividades de separación, clasificación, tratamiento y almacenamiento temporal de los escombros, implementando medidas ambientales que mitiguen los impactos generados. Así mismo, la resolución señala que estos centros deberán estar ubicados prioritariamente en áreas que no representen una relevancia ecológica, como minas y canteras abandonadas.




Aprovechamiento residuos - Obra Bolonia (Bogotá D.C.)

RESOLUCIÓN MINAMBIENTE



El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible expidió la resolución que reglamenta la gestión integral de los residuos de construcción y demolición (escombros) en el país, para disminuir las afectaciones generadas en le ambiente, como contaminación del aire, el agua, el suelo y el paisaje.


La Resolución 472 del 28 de febrero de 2017 aplica a todas las personas naturales y jurídicas que generen, recolecten, transporten, almacenen, aprovechen y dispongan Residuos de Construcción y Demolición (RCD) de las obras civiles o de otras actividades conexas en el territorio nacional. Esta norma establecerá un instrumento denominado programa de manejo ambiental de RCD para el seguimiento y cumplimiento por parte de las autoridades ambientales, el cual instaura obligaciones específicas en le generador de estos residuos.


Con lo anterior, se busca garantizar un incremento anual del 2% en peso, hasta alcanzar como mínimo el 30% de materiales aprovechables. En el caso de los proyectos, obras o actividades generadoras de RCD, sujetos a licenciamiento ambiental, deberán dar cumplimiento a las metas a partir de enero de 2018.


En Colombia, la industria de la construcción consume 40% de la energía, genera 30% de CO2 y 40% de los residuos. Además, consume 60% de los materiales extraídos de la tierra y desperdicia 20% de todos los materiales empleados en construcción.




TRATAMIENTO Y DISPOSICIÓN



Recepción del material. Los vehículos que ingresan son sometidos a los procesos de pesaje y basculación; mediante un programa informático se conoce el volumen de material que ingresa.


Control. Tras el pesaje, le material de entrada es inspeccionado visualmente, observando que no ingresen elementos que contaminen el proceso u ocupen un lugar no previsto.



Clasificación primaria. Luego de la descarga se procede a la separación, teniendo en cuenta las características propias de composición. Puede realizarse manualmente o combinada con medios mecánicos; aquí se obtienen materiales como metales, maderas, plásticos, compuestos orgánicos, elementos visibles, etc. Los separados en esta operación son depositados en acopios o contenedores adecuados para cada tipo, donde se almacenan para ser entregados a la empresa de gestión autorizada.


Clasificación por tamaños o granulometría. Se realiza con equipos mecánicos de tamizado, con lo que se separan las partículas grandes de las pequeñas por medio del movimiento, a través e una mallas o láminas perforadas, Este proceso se complementa con el transporte de material de diferente granulometría a través de las bandas mecánicas.


Operación de trituración primaria. Existe la trituración primaria y secundaria según sea el tamaño alimentado y la granulometría del producto requerido. Dentro del proceso se implementará inicialmente la primaria, en donde las partículas que tienen una granulometría > 35 mm luego de ser trituradas siguen con las operaciones de separación magnética y neumática.


Clasificación neumática. Se realiza una separación neumática utilizada para retirar fragmentos de los elementos de baja densidad, como son los papeles y plásticos, que aún están contenidos y producen contaminación.


Separación magnética. Al mismo tiempo, se retiran los elementos metálicos valorizables que obstaculizan la fase siguiente del proceso, utilizando un electroimán.


Operación de trituración secundaria. Donde el material > 35 mm es sometido de nuevo a un proceso de pulverización para obtener fracciones más finas, que finalizan el proceso al ser cribadas nuevamente, obteniendo como producto final agregados reciclados con granulometría < 10 mm que comercialmente se conoce como agregados finos.


Un vez estructurado el proceso, se procede a utilizar en cada una de las operaciones, analizando el tipo, la capacidad, las características y las dimensiones de cada una de las máquinas y equipos necesarios.



Aprovechamiento de los RCD

SANCIONES



Artículo 11. La condición de infractor se establece sin tener en cuenta su naturaleza jurídica.


Artículo 12. Al establecer que quien cometió la infracción tiene relación de subordinación o de contratación con otra persona natural o jurídica y que el hecho se realizó como consecuencia de dicha subordinación, la responsabilidad recae directamente sobre quien subordina o contrata.


Artículo 13. La infracción a las normas determinadas en el presente decreto dará lugar a las siguientes medidas preventivas y sancionatorias.


Medidas preventivas:


  1. Amonestación verbal o escrita.

  2. Decomiso temporal de equipos utilizados para cometer la infracción.

  3. Realización, por parte del infractor, dentro de un tiempo perentorio, de los estudios y evaluaciones requeridos para establecer la naturaleza, efectos e impactos de los daños causados por la infracción y de las medidas necesarias para mitigar o compensarlos.


Parágrafo 1: El pago de las multas no exime al infractor de la obligación de reparar el daño causado.


Parágrafo 2: La imposición de las sanciones de que trata este capítulo se surten sin perjuicio de las establecidas en el Código Nacional de Tránsito.


Parágrafo 3: Las autoridades de tránsito harán visitas periódicas a las obras, para cerciorarse que se cumpla lo establecido en este decreto y en especial para corroborar que los vehículos de transporte de material no salgan cargados con "morro".


Medidas sancionatorias:


  1. Multas diarias entre uno a diez (10) salarios mínimos mensuales vigentes.

  2. Suspensión de la actividad que dio lugar a la infracción.



Medidas mínimas de manejo ambiental en puntos limpios y en plantas de aprovechamiento.

ALMACENAMIENTO TEMPORAL



Es primordial disminuir al máximo el tiempo en que los materiales se encuentran en el área del proyecto, manteniendo como límite veinticuatro horas después de haber concluido la obra.


Los sitios, las instalaciones y las fuentes de material deben contar con patios donde se efectúe el cargue, descargue y almacenamiento de materiales y elementos, además de contar con sistemas de lavado para llantas, evitando así el daño a los espacios públicos.


En zonas con distancias y tramos largos, los materiales se deben disponer a lo largo de la obra en la medida en la que se vayan requiriendo; así se evitará la acumulación por períodos extensos.




TRANSPORTE



La maquinaria (retroexcavadoras, tractores, compresores, etc.) y todo vehículo destinado al transporte de materiales, deben estar en buen estado, sin fugas de aceite ni combustible y con el sistema de evacuación de gases funcionando adecuadamente para reducir el ruido.


La carga siempre debe ser acomodada de tal forma que el volumen quede a ras del platón o el contenedor. Las puertas de descargue deben permanecer aseguradas y herméticamente cerradas durante el transporte.


La cobertura debe ser de material resistente, para evitar que se rompa o se rasgue, sujetando firmemente las paredes externas del contenedor. Además, salidas y calles aledañas deben ser rotuladas con la leyenda SALIDA DE EQUIPO PESADO y los camiones deben desplazarse a grandes velocidades, para no impactar el tránsito vehicular.




DISPOSICIÓN FINAL



Las escombreras son los sitios destinados para la disposición final de los escombros, incluidos los materiales y elementos de construcción, demolición y capa orgánica, suelo y subsuelo de excavación. Estas deben ser localizadas en áreas en que el pesaje no esté degradado. Su tamaño y forma estarán determinados por el volumen de material que se removerá. También influyen el valor económico de la remoción de escombros y los costos de extracción.


Las medidas de mitigación y el manejo la disminución del impacto paisajístico, incluidos el ruido y la contaminación del aire, deben estar definidos con anterioridad, al igual que el uso de barreras visuales.


Para asegurar la adecuada circulación del agua es necesario determinar las obras de drenaje que sean requeridas tanto en el interior de la escombrera como en su perímetro.


Se deben realizar revisiones periódicas con el fin de detectar fallas.




CRITERIOS GEOLÓGICOS



Análisis de la geología de la zona: identificar posibles sitios degradados por la explotación minera indiscriminada, las zonas de suelo poco productivos y las modificaciones morfológicas que puedan utilizarse como escombreras.


Geomorfología: importante conocer el estado original de las formas (valles, colinas, terrazas, pendientes) a fin de evaluarlos efectos que se puedan producir en su modificación.


Procesos erosivos: tanto de origen natural como por intervención humana, incluido el proceso de agotamiento de la capa vegetal.


Condiciones geotécnicas: características de los suelos, posibilidad de confinamiento, fallas, cortes, entre otros.



Si no se consideran estas características, los terrenos podrían sufrir cambios en el patrón de uso y afectar los recursos hídricos de la zona.


Finalmente, al momento del cierre y abandono de la escombrera, es necesario determinar actividades para la recuperación de suelos intervenidos, como planes de revegetación y controles de erosión.




Ciclo de materiales de construcción sin aprovechamiento

Ciclo de materiales de construcción con aprovechamiento

Fuente: Revista Logística - edición 44 año 12

87 vistas

© 2020 hecho por Muros y Techos S.A. Ingenieros y Arquitectos

  www.mt.com.co